El economista y consultor intervino para hablar de Blockchain en el Curso de Economía organizado por la APIE en la Universidad de Santander

Cesar Molinas, Doctor en Economía y Consultor, durante su clase sobre Radiografía del Blockchain en el Curso de Economía organizado por la APIE en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo de Santander.

Cesar Molinas, Doctor en Economía y Consultor, intervino en el Curso de Economía organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE) en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo de Santander con una conferencia titulada Radiografía del Blockchain, donde repasó mitos y realidades de esta nueva herramienta tecnológica.

Entre los primeros, desmontó la idea de que las transacciones de bitcoins hechas por la tecnología Blockchain sean anónimas, y entre las segundas, habló de la futura necesidad del desarrollo de aplicaciones para facilitar el acceso, ya que “no es algo que cualquiera pueda hacer”. Si bien el mundo del Blockchain elimina intermediarios, también creará otros, pues “si quiero vender mi bitcoin o hacer una consulta sobre mi bitcoin, tendré que recurrir a uno”.

Preguntado por la posibilidad de usar la enorme capacidad de registro y contraste de datos que ofrece el Blockchain para combatir el fraude fiscal -como se está haciendo, por ejemplo, en Estonia- Molinas ha contestado que la dificultad técnica para ello “es baja”, pero el problema radica sobre todo en la voluntad política y en “cuánta transparencia está dispuesta a asumir la sociedad española. Porque un registro Blockchain puede ser accesible a muchísima gente. ¿Queremos que cualquiera acceda a la red y vea los impuestos que pagamos?”. La percepción del acceso a los datos propios, recordó, ha cambiado muchísimo en los últimos años, y aunque sobre el papel se pudiera hacer “la madre de todas las Blockchain con el catastro, el alquiler de la casa…”, la gente podría oponerse ante la perspectiva de que tal cantidad de datos quedara al descubierto. Y, en última instancia, añadió, su efectividad estaría por ver, ya que “tampoco está claro que viendo lo que la gente declara se sepa si roba o no”.

Más allá de la lucha contra el fraude, Molinas reconoció que hay otros usos más posibles para el Blockchain dentro de la Administración, como podría ser el traslado del Registro de la Propiedad, “aunque ahora hay un registrador en Santa Pola que protestaría”. Bromas aparte, Molinas apuntó que esto, aunque todavía pueda tardar, acabará llegando -más a los nuevos tipos de registros que a los tradicionales- y que una de las posibles derivaciones del Blockchain sería dejar obsoletas las figuras de notarios y registradores.

¿Y la Banca? A pesar de todo el interés que el sector está demostrando por esta tecnología, César Molinas ha indicado que muchos de sus servicios podrían dejar de ser necesarios. “Sí puede mantener el registro de todas las transacciones en instrumentos de crédito, como capas. Es importante tener el historial de transacciones, pero no tiene por qué ser compartido por tanta gente” añadió, recordando que la información que ya tienen las entidades bancarias sobre sus clientes es “brutal”, hasta el punto de que “no tienes el mismo crédito si sacas dinero por la noche que por el día”.

Y esa información se extiende a las propias divisas -o criptodivisas- cuando se hacen transacciones en red Blockchain; de hecho, uno de los tópicos desmontados por César Molinas en su intervención fue el del anonimato, ya que fundamentalmente esta red “es un registro, un libro. Cada transacción se une a la historia previa de todas las transacciones que se han hecho de ese objeto. La red de bitcoin debe tener entre 11.000 y 12.000 nodos, esto quiere decir que hay esa misma cantidad de todas las transacciones que se han hecho en la red”. Entre ellas, si el pasado de un bitcoin incluye, por ejemplo, su paso por una red de narcotraficantes. “Si un juez pide esa información, la va a tener en cualquier país, porque hay 11.000 copias idénticas de esas transacciones. Una cosa es que las autoridades no pregunten, pero pueden preguntar, y si lo hacen, tienen la manera de obtener toda la información”.

ENLACES DIRECTOS

VER GALERÍA FOTOGRÁFICA