De izquierda a derecha, Yolanda Gómez Rojo, Vicepresidenta de la APIE, Jose Ramón Pin y Nuria Vilanova, copresidentes del Foro de Buen Gobierno y Accionariado, y Salvador Montejo, presidente de Emisores Españoles

Una paulatina reducción del número de miembros en los Consejos de Administración y, al mismo tiempo, unos claros aires de recuperación que se dejan notar en la convocatoria de las juntas generales. Estas son dos de las principales conclusiones extraídas por el Foro del Buen Gobierno y Accionariado, que acaba de presentar su X Informe sobre Juntas Generales de Accionistas de las Empresas del IBEX.

El acto de presentación contó con la participación de los dos copresidentes del Foro del Buen Gobierno y Accionariado, Nuria Vilanova -presidenta de la consultora Inforpress– y Jose Ramón Pin, y con la de Salvador Montejo, presidente de Emisores Españoles. Era el décimo aniversario del Informe, y lo celebró anunciando una serie de mejoras percibidas en su análisis, como el repunte de la asistencia a las Juntas, el nombramiento de 18 consejeros coordinadores independientes, el incremento del número de mujeres consejeras o la reducción del tamaño de los consejeros, una operación nada fácil, en palabras de Nuria Vilanova, quien recordó que “cuando comenzamos con este estudio, nos encontramos con una compañía que tenía 28 consejeros. Puede imaginarse el trabajo que ha supuesto todo este ajuste”.

Actualmente, el 80% de las compañías del Ibex cumple con las recomendaciones del Código Unificado de Buen Gobierno, que aconseja que el tamaño de los consejos tenga un mínimo de 5 y un máximo de 15 miembros. Por primera vez desde la publicación del informe, ninguna empresa ha aumentado el tamaño de su Consejo de Administración. Sí ha crecido de forma notable el número de consejeros independientes, que ha aumentado hasta situarse en el 48,29% del total.

La paridad, cada vez más cerca

Otros aspectos de los Consejos, como su internacionalización o la paridad entre sus miembros, han seguido tendencias diferentes. En el primero, el número de consejeros extranjeros se reduce por segundo año consecutivo, y once de las empresas no cuentan con ninguno, “a pesar de la fuerte internalización de algunas”, declaró Vilanova. Salvador Montejo opinó sobre este punto que no consideraba tan imprescindible la presencia de extranjeros en los Consejos de Administración, “a menos que supongan una aportación verdaderamente significativa”; si no es el caso, apuntó, son más útiles en sus respectivos países, en el equipo directivo de las respectivas filiales.

En cuanto a la paridad, la presencia de mujeres en los Consejos no ha dejado de crecer, pasando de las 26 consejeras que había en el informe de 2008 a las 79 actuales, que suponen un 16,88% del total. el Informe señala que Gas Natural, Sacyr y Técnicas Reunidas no tienen ninguna mujer en su Consejo. “Es curioso que cada año el número de empresas sin mujeres sea de tres, aunque no siempre sean las mismas compañías”, apuntó Nuria Vilanova, mientras que Salvador Montejo añadió que hay que tener en cuenta como dato positivo no sólo el crecimiento en la presencia de mujeres, sino en el porcentaje de incorporaciones en el último año, que calculó cercano al 50%.

El acercamiento digital

José Ramón Pin declaró, por su parte, que los Consejos del informe de este año no sólo son más reducidos, más independientes y más paritarios, sino también que las empresas son “más abiertas, más digitales y, precisamente por ser más digitales, más cercanas”. El uso de las redes sociales para difundir el mensaje de sus Juntas de Accionistas es una tendencia creciente por parte de todas las empresas (un 51,4% las utiliza), y Salvador Montejo añadió que en muchas empresas fuera de la órbita del informe es cosa común que el mismo presidente interactúe cada día en estas redes, una tendencia, que, opinó, “va a crecer”.

José Ramón Pin advirtió también de la aparición de “un jugador nuevo” en este terreno, que es el que denominó como “la industria del control. Está formado por los consultores, los headhunters que buscan consejeros y directivos, los proxy advisors y los auditores. Es un tercer actor que hace sólo unos años no tenía la importancia que ha cobrado ahora”, y que juzgó como un elemento positivo, que puede aportar “más sentido común”.

Cuidar al accionista minoritario

Pin señaló también la importancia creciente de los accionistas dispersos minoritarios, producto, según opinó, de la sociedad líquida descrita por Zygmunt Bauman, donde lo que predomina es la incertidumbre, y recomendó a las grandes compañías que cuiden especialmente esta figura, ya que “suele permanecer en la compañía incluso en épocas de bajada de cotización, lo que da estabilidad a las acciones”. Una tendencia que recoge el Informe, pues menos de la mitad de las empresas del IBEX requieren un número mínimo de acciones para asistir a las juntas de accionistas. Nuria Vilanova señaló los dos extremos, entre “empresas que dejaban pasar a todos los que tuvieran una sola acción y otras que pedían un uno por ciento del accionariado, que era una barbaridad”. Este año ha habido compañías como el Popular que han bajado sus requisitos a 200 acciones, lo que ha hecho más accesible la asistencia.

De la misma manera, se recupera ligeramente en quórum medio, después de una tendencia bajista en los años de la crisis que Vilanova ha calificado como “brutal”. El 67,53% de quórum de este año supone una leve mejora con respecto al 67,35% del año pasado, sumando ya dos años seguidos de aumentos. Una mejora que también se nota en detalles como los incentivos o los regalos a los asistentes a las juntas, recuperados por 22 de las compañías del Informe.

Enlaces Directos:

VER INFORME COMPLETO

Compartir noticia:
Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on LinkedInPrint this page